Motociclismo WorldSBK

Previa WorldSBK 2023; Un nuevo campeón a la defensa

La temporada 2023 se plantea con una parrilla muy competitiva, para muchos, la que más desde hace años. A esto se le suma la ya habitual lucha entre los denominados «Tres tenores». Álvaro Bautista defenderá su nuevo dorsal de campeón frente a sus máximos rivales, Razgatlioglu y Rea, pero pueden aparecer más actores.

Three Little Birds

Actualmente, si hablamos de mundial de Superbike, se nos vienen a la mente tres nombres, tres siluetas, tres marcas, tres estandartes que nos han regalado una de las mayores rivalidades de la historia del motociclismo. Lo han hecho con una lucha que todavía no ha terminado. Ahora mismo nos encontramos ante un nuevo reinado, el del talaverano Álvaro Bautista, que busca la defensa contra sus dos antecesores, Razgatlioglu y Rea.

La temporada pasada, ambos mostraron ciertas flaquezas ante un Bati que no dejó casi momentos de desconexión. Esta regularidad le valió para lograr su primer título en el campeonato del mundo de Superbike, y devolver así, la gloria a la marca de Bolonia.

Tras los test de pretemporada, todo parece seguir de la misma manera. Los tres principales estandartes de la nueva edad de oro del mundial de Superbike se mantuvieron arriba. De nuevo nos queda la misma duda de todos los años. ¿Habrá alguien que les pueda plantar cara? Es muy difícil de responder. Los tres parecen hechos para sus respectivas motos, formando binomios que muy pocas veces se han visto. Un Toprak que busca la agresividad y los límites de una moto sutil, un Álvaro que encuentra la finura entre las entrañas de una moto diabólica, y un Jonathan que es capaz de sacar lo mejor a una montura que parece estar un escalón por debajo.

Los novatos

Durante este curso vamos a poder deleitarnos con un gran número de nuevos alumnos en la clase. Todos ellos, además, son de un nivel destacable, lo que nos da aún más expectación por lo que podamos ver en pista.

Uno de ellos es el brasilero Eric Granado. Con una extensa trayectoria en su país natal, fue tetracampeón del Superbike Brasil con una Honda. Precisamente esa es la montura con la que va a disputar su primera temporada en el campeonato del mundo, con el MIE Racing. La temporada pasada, participó en la copa del mundo de MotoE, donde cerró el año con un subcampeonato y muy buenas actuaciones. También correrá ahí este año, lo que nos deja dudas sobre cual será su prioridad. Anteriormente, también tuvo que compatibilizar la copa de motocicletas eléctricas, pero con el campeonato de España de Superbike.

Quién también viene de un campeonato nacional es Bradley Ray. En este caso, el de Ashford llega con la cima alcanzada en el campeonato británico de Superbike, con Yamaha. Bradley ya ha hecho alguna aparición en el mundial de Moto2 y el WorldSBK, y tuvo un buen papel en la Red Bull Rookies Cup donde obtuvo una victoria y varios podios frente a pilotos como Martín, Mir, o Razgatlioglu. Su temporada más exitosa fue la pasada con ese título en el BSB, donde consiguió nueve victorias y veintitrés podios, números que hablan por sí solos. La lástima es que no lo podremos ver durante toda la temporada, ya que solo hará las rondas europeas.

Lorenzo Baldassarri es otro de los novatos que afrontan la temporada con Yamaha. Después de su salida del mundial de Moto2, donde acabó sufriendo mucho con una MV Agusta sin terminar de rendir correctamente, llegó al mundial de Supersport para hacer una temporada excelente. Llegó a la categoría con una victoria en su primera carrera después de un final de infarto, y terminó 2022 con un subcampeonato. Esta es una clara muestra de que el piloto italiano ha recibido un soplo de aire fresco, y de que dará que hablar durante la temporada con su nueva R1.

Su máximo rival en Supersport, Dominique Aegerter, también será uno de los nuevos, y también lo hará con la marca de Iwata. El suizo debutará con el GRT después de un dominio aplastante en la categoría intermedia, donde, tras lograr dos títulos consecutivos, se marcha con más de mil puntos en su bolsillo, y ni más ni menos que veintisiete victorias. Deberá adaptarse a la nueva moto, pero sin duda será uno de los que marcará el paso de los rookies.

Danilo Petrucci, recién llegado de su sueño americano, vuelve al mundial de Superbike. Lo hará con una Ducati, la misma marca con la que logró un subcampeonato en la Copa de Superstock 1000, duante la temporada del 2011. Después de ese año, Danilo ha hecho de todo. Ha ganado dos carreras en MotoGP tras atravesar un camino que pocos han sido capaces de hacer en la categoría. Ha ganado una etapa en el Dakar en su única participación. Y cuando se le presentó la oportunidad de ir a los Estados Unidos, aceptó, y no dejó a nadie indiferente. Logró el subcampeonato y ahora busca otro reto, el WorldSBK. No sabemos cuales son sus objetivos, pero sus resultados no van a dejar dudas sobre su talento.

Por último, y no por ello, menos importante, encontramos a Remy Gardner. Remy ha sufrido la cruel realidad de MotoGP. Llegó siendo campeón del mundo de Moto2, tras un rendimiento impoluto. Pero muy a su pesar, las prisas de un campeonato con exceso de pretendientes le han jugado una mala pasada. KTM lo dejó fuera sin la posibilidad de demostrar con la debida calma su talento, algo que le ha hecho viajar a este campeonato. Remy deberá adaptarse a la Yamaha, pero eso no evitará que lo veamos en los puestos delanteros más de una vez.

Honda y BMW, ante una nueva oportunidad

Para la marca de Hamamatsu este año aparece un nuevo horizonte, aunque no parece tener un paisaje demasiado distinto. La pretemporada del equipo nipón se ha centrado principalmente en mejorar el paso por curva. Desde el chasis, a la electrónica y unos nuevos basculantes, además de nuevas pinzas de freno para la entrada a curva. Todos estos cambios, parece que han sido positivos, y se ha podido compensar con el rendimiento del motor de la CBR1000RR-R. Con el trabajo hecho en Jerez, Portimao y Phillip Island, solo queda ver la consistencia y la afinidad de los pilotos con las mejoras a la hora de la verdad.

En Múnich las cosas han sido distintas. Para BMW ha sido necesario hacer un rediseño sobre la base de la M1000RR, y han hecho claros cambios. Los principales son en el carenado, que cuenta con unas alas de mayor tamaño, para incrementar así la carga aerodinámica. Por otra parte, también han hecho cambios en algunas partes del motor, pero la más notable ha sido en la caja de cambios. Todo esto ha sido posible gracias a la concesión que recibieron en 2022. Veremos si los estandartes, Redding y Van der Mark, son capaces de sacar provecho a su nueva montura. Por otra parte, es importante añadir la incorporación de Gerloff, que parecía perdido en la categoría después de llegar anteriormente como un rookie muy prometedor.

Pilotos y equipos

Calendario

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *