Motociclismo MotoGP

Pecco Bagnaia gana todo y a todos en Valencia

El piloto de Ducati, Pecco Bagnaia, ha logrado este domingo en Valencia su tercer título mundial, tras una carrera frenética.

El sábado fue muy tenso, con una Sprint llena de emociones. Se llegaba de un viernes marcado por los encuentros en pista entre Jorge Martín y Pecco Bagnaia, pero el italiano sería quién realizaba una mejor clasificación.

En la carrera sabatina, Jorge aprovechó lo mejor que pudo la situación, entre elecciones erróneas de neumáticos, y luchas en pista. Esto propició que el madrileño llegara con opciones al título hasta el último momento.

La salida no dejó a nadie indiferente. Pecco partía esta vez desde la pole, tras una sanción a Maverick Viñales por hacer caso omiso a las banderas en el Warm Up. El de Ducati salió perfectamente para mantener el liderazgo.

Sin embargo, su máximo rival no esperaba a tratar de pelear, y se puso segundo en un santiamén. Ambos se mantuvieron a corta distancia, pero dos giros más tarde llegaría el primer momento peligroso. Jorge trataba de mantenerse a la estela del campeón del mundo, pero cometía un error, y estaba a punto de llevarse puesto al líder.

El de Pramac se reincorporaba a pista en la octava plaza, y comenzaba para él una nueva carrera. Buscaría arriesgarlo todo, y recuperar lo que ha perdido.

Adelantaba primeramente a Álex Márquez, que no ponía mucha resistencia. Más tarde, alcanzaba a Maverick Viñales. El de Figueres si que se opondría. Jorge debía tratar de adelantarlo, y lo lograba en la curva dos.

Seguidamente, lleno de ambición, se lanzaría a por Marc Márquez. Pese a todo, esta vez no saldría bien. Martín llegaba por el interior de la cuatro, y se tocaría con un Marc que trataba de aguantar por el exterior. Ambos se irían al suelo, con el ilerdense llevándose la peor parte.

Mientras todo esto ocurría, Brad Binder se adentraba en las proximidades de Bagnaia. El de KTM avanzaba, y más tarde, el italiano conocía la noticia de que ya era campeón del mundo, con el otro contendiente ausente.

Jack Miller seguía sus pasos, y por momentos, la marca austríaca vería la gloria muy cerca. Aún así, más ocurrencias nos depararían en esta carrera. Binder se iba largo mientras lideraba por lo que perdía sus opciones. Miller, peor parte se llevaba, que en el mismo punto se iba al suelo, sin al menos ver la bandera a cuadros.

Pecco Bagnaia se encontraba entonces con la primera plaza, y solo sufriría presión en la parte final por Fabio Di Giannantonio, pero no tendría mucha influencia. Con ello, Pecco se proclamaba tricampeón del mundo, en una temporada absolutamente caótica y tensa.

Fabio, y Johann Zarco, se subirían al podio para completar el triplete de Ducati, dejando en evidencia la tónica de esta temporada. Pero el de Gresini, para su lástima, recibió una sanción por exceder la presión mínima. Con ello, Binder sería el que ocupaba la tercera plaza definitivamente.

Completando el Top-5, encontramos a un cumplidor Raúl Fernández. Lo hizo seguido de Álex Márquez, Franco Morbidelli, Aleix Espargaró, Luca Marini y Maverick Viñales. Completando los puntos, Fabio Quartararo, Takaaki Nakagami, Lorenzo Savadori y Pol Espargaró. Y es que solo pudieron terminar 14 pilotos.

Tras un total de 20 carreras principales, y 19 Tissot Sprint, Pecco Bagnaia suma su segundo título de MotoGP. Con ello, iguala a pilotos como Dani Pedrosa, Wayne Rainey o Freddie Spencer.

Lo hace además, defendiendo el dorsal número 1. Después de 25 años, tras un tal Mick Doohan, el poseedor del exclusivo dígito podrá conservarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *