Motociclismo

Justin Barcia gana en el infierno de Nueva York

El máximo certamen de Supercross se enfrentó a uno de los momentos más exigentes del año en East Rutherford. La general llegaba al estado de Nueva York con una distancia bastante estrecha entre Eli Tomac y Cooper Webb, mientras que Chase Sexton parecía recuperar su confianza, aunque más tarde de lo que le gustaría.

Durante la primera carrera de clasificación, Ken Roczen fue el claro ganador, pero también fue destacable la actuación de Joan Cros, que partió de una manera magnífica, colocándose al inicio en la tercera plaza. Sin embargo, su ritmo no fue del todo bueno y no pudo clasificarse al Main Event. En el segundo Heat, el ganador fue Chase Sexton.

Las complicaciones llegarían cuando el clima decidió presentarse de una forma no muy amable. Una lluvia torrencial dejó el trazado completamente embarrado y lleno de charcos gigantes. Para sorpresa de nadie, como buenos americanos, los pilotos hicieron frente a la climatología.

Ya en la recta de salida se formaron grandes diferencias por la cantidad de agua, y Sexton fue el que mejor comenzó. Pese a todo, Justin Barcia y Ken Roczen lo pasaron rápidamente, aprovechando que este podía ser su día. Mientras Sexton volvía a luchar por el liderato, Barcia le devolvió el adelantamiento, pero se terminó tocando con el de Honda, cayendo éste al suelo.

También se fueron al suelo durante los whoops Jason Anderson y Josh Hill. Llegados a la parte final de la manga, Justin Barcia dejó ver de nuevo su agresividad, y pasó sin dificultades a Ken Roczen. Pero el de Suzuki además sufrió una caída por un error, cediendo una posición con Eli Tomac. La victoria fue finalmente para el piloto de GasGas, con clara superioridad en estas condiciones, después de más de dos años sin saborear un triunfo. Cooper Webb fue el que peor salió de la prueba, terminando quinto, y sin unos puntos cruciales en la recta final del campeonato.

Jett Lawrence aguantando bajo el temporal con su Honda

En la categoría pequeña, llegaba el primer showdown, la cita donde los pilotos de la Costa Este y la Oeste se enfrentan por demostrar cual es la mejor división. El principal atractivo era el encuentro entre los hermanos Lawrence, ambos líderes de cada costa, y que partían como claros favoritos para la velada en las afueras de la gran manzana. En la carrera clasificatoria de la Costa Este, Jo Shimoda fue quién se impuso, mientras que en la Oeste, Rj Hampshire hizo lo propio.

La gran final de la noche comenzó con el difícil temporal, en el que Max Anstie, y Max Vohland fueron los que pudieron imponerse. Por otra parte, Jett Lawrence se mantuvo en una remontada que terminó en la segunda plaza, sin poder alcanzar a Anstie.

Haiden Deegan pecó de novato, e intentó realizar un blockpass a Hunter Lawrence, sin tener en cuenta que pasaría por una gran balsa de agua, y se terminó cayendo. Ya en la última vuelta, cuando Jett estaba a punto de pasar a Max Anstie, el australiano tuvo problemas de tracción, y quedó atrasado. Esto trajo como consecuencia que Rj Hampshire quisiera hacer en la última curva, lo mismo que hizo anteriormente Haiden a Hunter. El resultado para el de Husqvarna fue el mismo, pero en este caso se llevó por delante a Jett.

El pequeño de los Lawrence pudo salir airoso y terminar segundo, por delante de su hermano. El triunfo fue para Max Anstie, el primero en su carrera profesional en el AMA Supercross, por lo que emocionó a todo el mundo, después de una extensa trayectoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *