Motociclismo

Ivo Lopes recupera su dominio en el ESBK

El campeonato nacional de Superbike, donde cada año se asienta una gran parrilla, abrió su temporada como viene siendo habitual en el trazado de Jerez. Por otra parte, las alineaciones de los equipos presentaban ciertas novedades.

El plantel de esta temporada cuenta con ausencias como las de Tito Rabat o Borja Gómez, que este año se embarcarán a tiempo completo en el paddock del mundial de MotoGP, en las categorías de MotoE y Moto2 respectivamente. También destacan las de Ilya Mikhalchik o Eric Granado. Sin embargo, también tenemos novedades.

El Team Honda Laglisse llega con dos incorporaciones más que interesantes. Por un lado encontramos a Marc Alcoba, y por otro a Unai Orradre (Este último en Superstock). Ambos aportan una gran juventud al equipo, lo que a futuro deja buenas sensaciones para la estructura madrileña. También es muy interesante la llegada de Piotr Biesiekirski, aunque para el polaco será en la categoría de Superstock. Además, este fin de semana pudimos contar con Raül Torras, que más que competir, buscaba principalmente poner a punto su moto, y tener a buen seguro los requisitos necesarios para estar en el TT de la Isla de Man.

Durante la primera carrera Ivo Lopes parecía un piloto completamente distinto al que tanto sufrió en 2022, y dominó por completo la carrera. A su zaga, Naomichi Uramoto y Steven Odendaal disputaban el podio, pero un Román Ramos que fue de menos a más le robó el tercer cajón al sudafricano, y a punto estuvo de hacer lo propio con el nipón.

El quinto puesto lo completó Óscar Gutiérrez, que esta temporada no parece tan cómodo. Detrás del piloto de Yamaha terminó Marc Alcoba, y en séptimo lugar cruzó la meta Unai Orradre, siendo la primera Superstock.

Ivo Lopes comandando la primera carrera sobre su BMW

La segunda manga del fin de semana no fue tan tranquila, y comenzó con Odendaal y Ramos en busca de cazar al luso. Óscar Gutiérrez fue el que más sufrió, cayendo hasta la séptima posición de la tabla, y buscando la remontada.

Más pronto que tarde, Óscar se puso manos a la obra, y remontó de una forma espectacular. Llegó, y se asentó en la tercera plaza, despejando sus dudas. Por delante, Ramos y Lopes iban cocinando un duelo que se definiría después de un ritmo frenético y superior al resto. Ramos lideraba, y tras un intento frustrado por fuera de Ivo, el último golpe sería en la curva Jorge Lorenzo. El luso se lanzó en la curva más caótica del trazado andaluz, pero se terminó yendo largo, dejando en bandeja la victoria a Román Ramos.

La sorpresa aparecía por detrás, ya que los pilotos del Laglisse, impactaban en la última curva, y se iban al suelo. Tras tener el sexto y séptimo puesto asegurados, Alcoba y Orradre cayeron a la novena y decimosegunda plaza tras el incidente. La victoria en Superstock fue para Biesiekirski.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *