Moto2 Motociclismo

El rendimiento de Pirelli en Moto2

Los nuevos compuestos de Pirelli han destacado por ser un gran cambio, cogiendo el testigo de Dunlop.

En este 2024, la marca francesa de neumáticos, Dunlop, ha dejado de suministrar las gomas a las categoría de Moto3 y Moto2. En su lugar ha entrado Pirelli, con un acuerdo que incluye también todas las categorías del JuniorGP. La empresa italiana también es desde hace años, suministrador único del mundial de Superbike.

En Catar pudimos comprobar que ahora contaremos con unos neumáticos más blandos. Esto significa que todos los tiempos serán más rápidos, tanto en los entrenamientos, como en las sesiones de clasificación.

La salida del Gran Premio de Catar

En la Q2, el piloto de Fantic, Arón Canet, se hizo con la pole. Con ese registro, rompió el récord de la categoría en casi seis décimas. Detrás de él, hasta cuatro pilotos más bajaban también el mejor tiempo hecho anteriormente, que impuso Joe Roberts en 2023.

En carrera, sin embargo, las diferencias fueron mayores, pero no de la misma forma que en una vuelta rápida. Al ser un neumático más blando, en todas sus opciones, el desgaste fue mucho mayor, lo que fue muy notorio para todos.

Fermín Aldeguer, ganador en el año 2023, tuvo una media de tiempos de: 1:58.473. Por otro lado, la diferencia entre su registro más rápido y el más lento fue 1.022 segundos (Eliminamos una vuelta lenta por ser de forma clara un error de pilotaje). En 2024, también con una Boscoscuro, el triunfador fue Alonso López. En su caso, la media era de 1:59.141, con una diferencia de 1.979.

Arón Canet liderando la carrera de Portimao

Para encontrar un ejemplo más específico, nos dirigimos hacia Ai Ogura. La temporada pasada tuvo una media de 1:58.402, y la diferencia de 1.432. Este curso, logró la misma posición, cuarto, y terminó con una media de 1:59.161, con 2.282 segundos de diferencia. Por otra parte, la carrera este año duró 35 minutos y 45 segundos, mientras que en noviembre fue de 13 segundos más rápida. La vuelta rápida de carrera fue tan solo tres décimas más lenta.

En Portimao sin embargo, ocurrió todo lo contrario. Durante la clasificación llegó lo esperado, un nuevo récord del trazado, medio segundo más rápido que el anterior. Y en carrera, se terminó dos décimas por debajo de los 36 minutos y 4 segundos registrados.

Las medias de tiempo y diferencias quedaron muy parecidas. Por lo que, la explicación que podemos sacar de Catar, es que faltaban demasiados datos por parte de casi todos los equipos. Debemos tener en cuenta, que en Portugal pudieron realizar test de pretemporada, para hacer así tandas largas. Aunque por ahora, si hemos visto que Boscoscuro parece haber dado un paso adelante.

Parece que los Pirelli, a pesar unos neumáticos con más degradación, pueden mantener un buen rendimiento toda la carrera, si se hace una buena puesta a punto, además de un pilotaje adecuado. Por el momento pareció traer más acción en pista, pero cabe la posibilidad de que se normalicen las fases de la carrera, y se vuelva a la monotonía rítmica de los Dunlop.

El factor pilotaje será crucial a partir de ahora, para poder realizar una buena gestión. Esto hace que los pilotos lleguen más preparados a MotoGP, con mayor capacidad ante estas situaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *