El increíble caso de Marc Márquez

MARC MÁRQUEZ

MARC MÁRQUEZ

El piloto de Cervera, Marc Márquez, ha vuelto a demostrar que sigue luchando y quiere una nueva corona en MotoGP.

El COTA sigue siendo territorio de Marc Márquez. El “93” no ganó en esta ocasión, pero el de Cervera manda. En una carrera que se complicó, y mucho, desde el principio, el ocho veces campeón del mundo demostró de qué pasta está hecho. Un problema con su moto le hizo ponerse al fondo de la parrilla en los primeros metros, pero la rendición no es una opción.

Márquez no cambia. A pesar de perderse la carrera de Argentina por el regreso de sus problemas de diplopía, el español no quiso perder más puntos ni más carreras. Cuerpo solo hay uno y carreras muchas, dice el de Cervera. Pero también es consciente de lo que podía pasar si dejaba escapar la oportunidad de estar en Austin, un circuito en el que ha conseguido la victoria en 7 ocasiones.

El ritmo aparece cuando más lo necesitaba Marc Márquez

Desde la primera vuelta, el piloto de la escudería del ala dorada demostró que tenía un ritmo excelente. De forma gradual, fue recuperando muchas posiciones, algo que no es nada sencillo. Teniendo en cuenta el gran nivel que existe en la actual parrilla de salida de la categoría reina, hay que poner en más valor todavía el esfuerzo de un Márquez que lucha por volver a su mejor nivel.

Con carreras como la del domingo, ha demostrado que podemos estar viendo de vuelta al piloto que todo el mundo temía. A pesar de que nadie se podía esperar una victoria del español, ya que las circunstancias no llamaban a ello, Márquez demostró que se “robó” el show. Con un ritmo de impresión y con su forma de remontar, sin caerse y demostrando una gran solidez, el piloto demostró algunas de sus mejores características: velocidad, firmeza y agresividad.

El mejor lugar para anunciar su vuelta

Hay que ir paso a paso, es más cierto que nunca. Hay que tener en cuenta todo el sufrimiento que ha tenido que padecer Marc Márquez. También cierto. Pero hay motivos para el optimismo, aunque sea moderado. Una sexta posición tras superar la visión doble es la mejor razón posible para poder soñar con que Marc vuelva a ser Marc, que es lo que esperan todos los aficionados al motociclismo.

Pelear con los mejores es otro de los mejores motivos para poder soñar con un “93” competitivo. El poder luchar de tú a tú con el vigente campeón del mundo, Fabio Quartararo, e impedir que le pasara, potencia todas las esperanzas que se pueden tener a su alrededor. ¿Prudencia y paciencia? Sí, pero no hay que dejar de luchar ni de creer. Con Márquez, todo es posible.

close

Motociclismo al instante, ¿te unes al club?

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.