Motociclismo MotoGP

Bagnaia se marcha de Portugal más fuerte que nunca

Pecco Bagnaia demostró el motivo por el que su dorsal es el uno, y triunfó en ambas carreras del fin de semana.

La categoría reina del mayor campeonato del mundo de motociclismo ha hecho su primera cita, y no ha dejado a nadie indiferente. El espectáculo, la tensión, los sustos, las alegrías, incertidumbre, y muchas más emociones, han estado presentes durante todo el fin de semana en la montaña rusa de la costa portuguesa.

Ya en clasificación, Marc Márquez aparecería con una espectacular vuelta para establecer el nuevo récord del trazado. Por detrás, se colocaron Pecco Bagnaia y Jorge Martín, también con unos registros impresionantes, que demuestran el avance tecnológico que está teniendo el campeonato, aunque muchos no están contentos con ello. Fabio Quartararo, por su parte, fue el peor parado con respecto a sus ilusiones, obligado a salir undécimo en ambas carreras del fin de semana.

Ya en la carrera sprint, un imponente Bagnaia no dejó dudas sobre sus intenciones de mantener su renovado dorsal. El de Ducati triunfó, por delante de Jorge Martín. El podio lo completó Marc Márquez tras aprovechar el error de Oliveira.

Llegábamos al domingo, y era la hora de la verdad. Todo el trabajo del fin de semana se jugaba en la carrera del domingo, donde ya teníamos algunas ausencias. La primera de ellas es la de Pol Espargaró. El piloto de GasGas sufrió una fuerte caída el viernes, llegando a impactar contra el muro. Sufrió una fractura de mandíbula, una en una vértebra dorsal y otra en una vértebra cervical, además de una contusión pulmonar. Sin duda es la peor de las noticias para Pol, que afrontaba una temporada ilusionante con sus nuevos colores.

Tampoco ha empezado bien Enea Bastianini. La bestia, que mostró buen ritmo al inicio de la Sprint, fue golpeado por la moto de Marini, que ya estaba en el suelo, y el oficial de Ducati se ha terminado fracturando la escápula.

La partida no sería para nada calmada. Un Miguel Oliveira estratosférico, aprovecharía las distracciones que tenía delante, y pasaría del cuarto al primer puesto. Por otra parte, un Marc enfocado en resistir lo máximo posible, cerró de manera agresiva a Bagnaia para intentar no perder posiciones antes del primer viraje. Quién también se colocó muy bien, fue Maverick Viñales, que adelantó por fuera a Jack Miller y al campeón del mundo.

Llegados a la curva tres, la tensión no acabaría. Jorge Martín recuperaría la posición de líder sobre el piloto portugués, pero Marc cometió un error, y entraría pasadísimo. Evitaría el impacto, pero en la aceleración, el madrileño y el catalán se tocaron, dejando en bandeja el primer puesto a Oliveira. En la cola, Fabio Quartararo volvía a tener problemas, y se quedaría en la decimoquinta plaza.

Fue entonces cuando ya se pusieron en fila de a uno, y Bagnaia pasaría al piloto de Aprilia, para ponerse primero y marcar territorio. Llegaría entonces el momento más peligroso de la carrera. De nuevo en la curva tres, Marc Márquez tuvo problemas y cometería un error muy delicado. Entraría pasado, e impactaría con Jorge Martín y Miguel Oliveira, siendo el luso el que se llevó la peor parte.

Jorge Martín no cayó, y pudo continuar, a pesar de que se ha roto un dedo del pie. Miguel se iría al suelo por el fuerte impacto, y por suerte no ha acabado con fracturas, a pesar del impactante choque. Marc también caería, y probablemente tenga una fractura en el primer metacarpiano de la mano derecha. Debido a este importante fallo del ilerdense, dirección de carrera le ha sancionado con dos Long Lap de cara al Gran Premio de Argentina, que será el próximo domingo.

Tras todo el incidente, Bagnaia se acomodó sobre el primer puesto, mientras que Viñales y Bezzechi se adjudicaron las plazas restantes del podio. El de Aprilia, parecía tener buenas armas para batir al «1», y lo intentaría manteniéndole el ritmo. Álex Márquez también fue de los mejores en iniciar la carrera, que pasó del decimotercer puesto, a la cuarta plaza, aprovechando también las ocurrencias de la manga. Binder sería otro de los que más ganó con está situación, ya que avanzó hasta el sexto puesto tras partir decimoquinto.

Ya cuando solo faltaban seis giros, el campeón del mundo asentaba las bases de su triunfo, con un ritmo impecable, y completamente fijo en el 1:39, con alguna aparición del 38. Maverick tuvo muy buen ritmo, pero era imposible cazar a la punta de lanza italiana. Jorge Martín, en un intento de remontada, cuando ya estaba en el décimo puesto, se fue al suelo. Sin duda toda una proeza aguantar con ese dolor en el pie.

Mientras el podio ya estaba dictado para sentencia, la lucha por terminar como el mejor del resto se cocinaba en un numeroso grupo. Un Álex Márquez ya sufriendo con sus gomas, resistía los ataques de KTM, mientras a la cola, Aleix y Zarco mantenían un riguroso duelo, que acabó con el de Aprilia yéndose largo y perdiendo posición con Fabio.

Apareció entonces, en la última vuelta, un renacido Johann Zarco, que solo le hizo falta un giro para pasar a Miller, Binder y Márquez, y quedarse con la cuarta plaza. Quartararo terminó octavo, con un ritmo no muy destacable, pero no tan malo. Bagnaia se marcha de Portugal con una ventaja casi inmejorable. 12 puntos con respecto a Viñales, el segundo clasificado.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *